¿Cómo es una sesión de Reiki?

Una sesión de Reiki suele durar entre 45 minutos y una hora. La persona se acuesta sobre una camilla y se cubre con una manta para mantener la temperatura corporal. La sala se ambienta para conseguir un entorno tranquilo y agradable mientras el maestro posa sus manos en distintas zonas de su cuerpo. Hay doce posiciones de manos, se empieza por la cabeza y se termina con las plantas de los pies, reequilibrando todos los centros de energía o Chakras. Durante la sesión, es habitual cerrar los ojos porque es normal que el paciente se quede dormido o entre en profunda relajación. Tras el tratamiento, se recomienda beber mucha agua y estar muy atentos a los cambios que sucedan en el cuerpo.

 

La Terapia de Reiki es una terapia milenaria de Medicina Natural. Trabaja alineando los centros energéticos del organismo denominadas glándulas endocrinas o chakras. El Reiki puede sanar incluso enfermedades crónicas y agudas. En cualquier caso el primer paso es encontrar la causa. La duración del tratamiento depende de la dolencia a tratar y de las características de cada persona.
 
Eleva la energía vital mejorando la capacidad de defensa de nuestro organismo y conectando aquellos lugares internos de la persona que por diversos episodios, se transformaron en espacios de difícil acceso. La energía Reiki llega a estos espacios internos que afectan nuestro cuerpo físico. La Terapia de Reiki trabaja los tres planos del ser humano: cuerpo, mente y energía.
 
La técnica consiste en la aplicación de las manos en centros energéticos, glándulas endocrinas (chakras) y en las zonas de lesión o dolor. La experiencia otorgada al recibir la terapia es única e individual. Permite elevar y balancear nuestras energías, logrando con ello bienestar físico, transformación mental y expansión de la conciencia. La Sesión de Reiki a menudo se complementa con aromas y música de relajación.
 
Desde la primera sesión, las personas comienzan a sentirse más aliviadas debido al efecto expansivo de esta terapia de sanación.
 
La Terapia de Reiki sirve para liberarnos del estrés, la depresión y sus consecuencias, para superar la ansiedad y la obesidad, dolores de cabeza, fármaco dependencia, enfermedades parciales, crónicas o permanentes como el Cáncer o el VIH. Para mejorar nuestras relaciones familiares e interpersonales y de Pareja.
 
Para combatir adicciones y cambiar hábitos insanos. Para acompañar procesos recientes de Discapacidad. Como terapia de apoyo ante cualquier molestia o dolencia. Como herramienta de autocuidado y autoayuda. Incrementa nuestro bienestar y facilita el crecimiento y la evolución individual.
 
Mediante el Reiki se puede sanar: Dolores de cabeza, Migrañas, Problemas respiratorios, Úlceras y gastritis, Enfermedades endocrinas, Problemas de colon, Hipertiroidismo e hipotiroidismo, Diabetes, Mala circulación, Insuficiencias cardíacas, Hipertensión, Estrés, Problemas de columna. Puede además, Mejorar su energía vital para el desempeño diario. Ayudar en casos de depresión, fobias y obsesiones. Elaboración de duelos y muchos otros síntomas.
 
En el caso de quienes han desarrollado cuadros de baja en las defensas, los resultados suelen ser excelentes. Una persona enferma se siente cansada, baja en energías y sin ganas de afrontar el mundo. El terapeuta de Reiki canaliza la energía que nos rodea hacia el paciente, quien ve aumentada su fuerza vital, personal y las ganas de vivir. Al mismo tiempo, le permite prevenir enfermedades más profundas.
 
A corto plazo, el Reiki recarga el sistema inmunológico y como tratamiento inicial de emergencia es sumamente eficaz, debido a que una enfermedad suele tener como resultado una bajada de los niveles energéticos de la persona. A largo plazo, Reiki empieza a trabajar en el origen del problema con el fin de eliminarlo de raíz. Aún cuando la causa pareciera estar fuera de nuestro control, Reiki nos ayuda a cambiar nuestra actitud hacia esa causa para superarla.
 
El Reiki también ayuda a superar eventos traumáticos de la niñez, juventud o adultez, así como también ayuda a prevenir eventos de salud en el futuro.

Los beneficios de la terapia reiki

Los beneficios del Reiki incluyen la relajación, la tranquilidad, la mejora del sueño, una mejor digestión, mayor claridad y enfoque. Además, reduce el estrés, aportando paz y tranquilidad interior.

 

Potenciar cualquier tratamiento médico. Aplicando reiki a los medicamentos y en cualquier momento de un tratamiento médico, te será de gran ayuda para facilitar la sanación y disminuir los posibles efectos secundarios de dicho tratamiento.

 

Purificar y eliminar toxinas. Ayuda mucho a purificar nuestro cuerpo, eliminando toxinas acumuladas en nuestra sangre por hábitos mentales y emocionales.

 

Fortalecer el sistema inmunológico. Es un potenciador de nuestra energía vital y campo electromagnético, lo cual está directamente relacionado con el sistema inmunológico. Esto hace que el Reiki ayude a fortalecer dicho sistema, lo cual redunda en una mejor salud en general.

 

Relajarte y reducir el estrés. Puedes disminuir los efectos de una vida moderna y ajetreada. Consiguiendo estado de paz y tranquilidad muy fácilmente.

 

Libera de pensamientos obsesivos. La práctica cotidiana del Reiki nos ayuda a observar el movimiento de los pensamientos sin engancharnos ni obsesionarnos con estos. Esto redunda en una mayor claridad mental, un mejoramiento de la concentración y en la regulación del sueño.

 

Equilibrar emociones. Uno de los aspectos claves en el origen de la enfermedad son las emociones. Saberlas reconocer, gestionar, sanar y transformar es algo en lo que Reiki se mueve con facilidad.

 

Incrementar la conciencia intuitiva. De forma natural mientras más practicas reiki, se amplia la consciencia de todo lo que somos. Esto permite que accedamos a estados de consciencia donde podemos obtener información y guía que nos ayude en nuestra evolución.

 

Liberar la creatividad. Dejar de repetir patrones de conducta y crear nuevas formas de relacionarnos con la existencia es otro de los beneficios de la práctica del Reiki.

 

Balancear y potenciar los centros energéticos. En el plano energético, nos permite mantener siempre activados y en armonía cada uno de nuestros centros energéticos o chakras.

 

Armonizar cuerpo, mente, emociones y alma. La alineación de cada uno de nuestros planos de la existencia, es uno de los desafíos más grandes en nuestro camino espiritual. Y Reiki es una herramienta que nos ayuda enormemente a sortear dichas dificultades.

 

Acelerar el crecimiento espiritual. La posibilidad tan inmediata y simple de conectar con estados de consciencia divinos hace que se acelere nuestro proceso evolutivo.

 

Guiarte hacia la iluminación espiritual. La iluminación, no como el final del camino, sino como una mayor liberación de la ignorancia y la separación, que nos lleva a la paz y la felicidad verdaderas. Es un estado muy posible en la evolución humana. Reiki no te dará la iluminación pero puede acelerar el proceso para que llegues hasta las puertas de dicho estado.

 

Fuente y agradecimientos a Reiki Urbano en http://bit.ly/2ExvWJw

Más información sobre el reiki

EL CENTRO de Castelldefels, para el Cuidado Corporal, Emocional y Espiritual

Pasaje Mrecè Rodoreda 14, 08860, Castelldefels, Barcelona · Teléfonos 93 665 65 82 y 666 798 907 (What's Up Amparo) · info@elcentrodecastelldefels.es · www.elcentrodecastelldefels.es

Contacto

EL CENTRO de Castelldefels, para el Cuidado Corporal, Emocional y Espiritual • Pasaje Mercè Rodoreda, 14. 08860 Castelldefels, Barcelona.

 

· Google Maps

 

Contacta con nosotros llamando al 93 665 65 82 y 666 798 907 (What's) o bien rellena el siguiente formulario de contacto y te responderemos lo antes posible.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
EL CENTRO de Castelldefels para el Cuidado Corporal, Emocional y Espiritual